El siniestro se produjo el pasado fin de semana, en la madrugada del sábado, oportunidad en que personal policial encontró un automóvil destrozado y abandonado, tras impactar contra una columna de alumbrado en San Martín y Fagnano del centro de Río Grande.

El rodado Ford Fiesta de color gris estaba chocado de frente contra la mencionada columna y con sus puertas cerradas, sin que aparentemente el personal policial llegara a observar a sus ocupantes.

Las circunstancias del hallazgo del rodado por parte de efectivos de la comisaría Primera, resulta un enigma en razón de que además no hubo información oficial de este hecho desde la institución policial.

Si trascendió que el vehículo es propiedad de un Subinspector de la comisaría Cuarta de la margen sur, Alejandro  Gustavo Mamaní, el cual fue notificado del hallazgo del rodado y del secuestro del mismo quedando bajo resguardo en la comisaría Primera en el marco de un expediente judicial abierto.

Hasta el momento solo se supo que el mencionado efectivo no radicó denuncia alguna de una supuesta sustracción del rodado, por lo que deberá aclarar las circunstancias del hallazgo de su automóvil en un sumario administrativo que se inició a tal fin.

De momento no se conocieron sanciones administrativas adoptadas en relación a este efectivo.

Resumen Policial