Este miércoles la Comisión General N° 1, presidida por el Legislador Federico Greve se reunió en el Recinto de Sesiones y Comisiones para dar tratamiento a la modificación de la Ley provincial N° 1277 sobre uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados.

El debate contó con la presencia del defensor Público Oficial ante el Juzgado Federal de Primera Instancia de Ushuaia, Dr. José Gabriel Bongiovanni. En el encuentro se abordó el veto parcial a ciertos artículos que forman parte de la norma sancionada por el Parlamento en noviembre de 2018.

Tras el encuentro, el Legislador Greve dijo que “tuvimos la oportunidad de escuchar al Dr. Bongiovanni y gracias a sus aportes se han derribado algunos mitos que tienen que ver con el uso del cannabis  medicinal, y  el autocultivo”.

El legislador recordó que la norma sancionada primeramente en 2018,  “fue vetada de manera parcial por el Gobierno anterior en los artículos 3, 4 y 5, correspondientes a la ampliación de la nómina de patologías para la utilización medicinal del cannabís y sus derivados y la creación del registro provincial de pacientes y familiares usuarios de aceite y derivados de la planta de cannabis”.

Dr. Gabriel Bongiovanni

En este sentido, el parlamentario agregó: “Estamos muy contentos que haber logrado dictamen favorable en esta comisión y después tratarlo para convertirlo en ley tras sesionar en el recinto”.   

Greve valoró que al avanzar en este proyecto se pretende “acompañar a las personas que hoy se encuentran desamparadas, y también que no se encuentren encuadrados en una cuestión punitiva al llevar adelante el uso y autocultivo del cannabis. Hoy esta discusión está superada en la legislatura y es bueno que se pueda avanzar en este sentido”

Finalmente, Greve indicó que “ya con el dictamen aprobado de las comisiones que tenían intervención en este proyecto y lo vamos a elevar para las próxima sesión como un asunto del orden del día y consideró que se va a aprobar en vista de cada una de las miradas de los bloques que apoyan este asunto”.

Cabe mencionar que el proyecto propone crear un registro de profesionales especializados autorizados a prescribir ese tipo de medicación,  e insiste en la necesidad de ampliar las patologías a cubrir y en la creación de un registro de pacientes y familiares usuarios de aceite de cáñamo y derivados de la planta de cannabis.