Elecciones 2019: Melella amplía la intención de voto en la provincia mientras se deciden internas

147

El Intendente Melella, según una encuesta de la agencia Nuova Consultora, está a un paso de ganar la gobernación en primera vuelta. Además, Walter Vuoto y Martín Pérez sacan ventaja en Ushuaia y Río Grande respectivamente.

De acuerdo a este sondeo de entre 1.200 personas, el Intendente de Río Grande obtendría 48% de los votos si la elección a gobernador se hiciera hoy, seguido por la actual Gobernadora con 21%. Más lejos queda el candidato de Cambiemos, Héctor “Tito” Stefani con apenas 9%. Si se toma cierto margen de error estadístico, más el 12% de indecisos, Melella estaría virtualmente ganando en primera vuelta.

Esto explica la decisión de Bertone en cuanto al adelantamiento de elecciones para junio. Si pierde, le queda después el turno nacional para presentarse a senadora.

En cuanto a las figuras nacionales, aunque la provincia es menos del 1% del padrón electoral, emerge claramente la figura de Cristina Fernández de Kirchner. En una Patagonia castigada por las políticas económicas de Mauricio Macri, la ex presidente obtendría 39% de los votos, contra apenas 15% del actual jefe de Estado y 12 puntos de Sergio Massa.

De acuerdo a la encuesta, en Ushuaia Walter Vuoto tiene 22% de intención de voto contra el hombre de FORJA Gustavo Ventura, que acumula 17 puntos. En tanto que Ricardo Garramuño llega a 9 puntos. Está claro que Vuoto saca ventaja, pero si gobernador e intendente se votaran juntos, Melella-Ventura obtendrían 34 puntos, contra 29 de Bertone-Vuoto.

En Río Grande, mientras tanto, aparece muy consolidado Martín Pérez con 33% de intención de voto, contra 8% de Analía Cubino, secretaria de Desarrollo Social del Municipio. Aunque ahí también el apoyo de Melella cambiaría el panorama: 36% obtendría Cubino si va en la misma boleta que su actual jefe comunal, contra 31% de Bertone-Pérez.

Por otra parte, y de cara a las elecciones de junio, la legisladora Myriam Martínez, cercana a la actual gobernadora, expuso las diferencias internas con el sector integrado por Walter Vuoto y Martín Pérez. Tanto por la intención del kirchnerismo de ir con colectoras al estamento legislativo, como por las dudas del diputado respecto de su postulación como candidato a intendente de Rio Grande.

Reconoció que esto ha sido materia de cuestionamientos internos, en su propio espacio. “Más allá de nuestro rol institucional, nosotros tenemos un compromiso con nuestra militancia y con nuestros compañeros, y los compañeros me preguntan. Somos una agrupación muy importante, que es la 27 de octubre, con mucho trabajo en la provincia, y uno no puede estar todo el tiempo explicando lo que no se puede explicar. Así como el diputado Martín Pérez dice esto, dice que ahora la gobernadora cambió el discurso, y como lo cambió ahora no es crítico. Pero la gobernadora nunca cambió el discurso y yo lo siento como una falta de respeto a la trayectoria y la militancia de Rosana”, disparó.

De no entenderse la necesidad de unidad e insistir con las colectoras, la legisladora adelantó la posibilidad de no acompañar a Vuoto y poner otro candidato para la intendencia de Río Grande: “Por supuesto que tenemos un plan B, porque tenemos muy buenos candidatos para la ciudad de Río Grande, en el caso de que el diputado Pérez estime que no se puede presentar, o que será en otro momento”, dijo.

“Yo digo lo que pienso, y no es para ganar internas ni lograr un mejor lugar, no estoy manipulando absolutamente nada, sino hablando con la claridad que se merecen los que me acompañan desde hace muchísimos años, los que me votaron y los que no me votaron también. Me gusta que las cosas queden claras. Si después siguen adelante con las colectoras, en el caso de que no coincidamos, también nosotros tenemos la posibilidad de evaluar a qué intendente podemos acompañar, tanto en Ushuaia como en Río Grande, si Pérez no acompaña la lista oficial y trabaja con otras colectoras. Esta es la mirada de un montón de compañeros que me acompañan, y también de los que me acompañan en la banca de la Legislatura. Me gusta ser clara para que no se malinterprete, y esto es sentido común”, concluyó.